martes, 5 de abril de 2016

Cocodrilos comilones: concepto matemático "mayor que" y "menor que"

Son muchas las actividades y juegos manipulativos que se pueden realizar para trabajar conceptos matemáticos en Educación Infantil (y también creo que en etapas educativas superiores), ya que con un mismo material pueden hacerse muchas variantes. Lo importante es que la idea sea motivadora para l@s niñ@s, con el fin de que les incite a querer participar en el juego o resolver el problema planteado. 

Rincón de l@s genios (lógica matemática):

Esta semana he presentado para el rincón un juego que encontré en internet para trabajar el concepto lógico matemático "mayor que >" y "menor que <", con sus respectivos símbolos. Me pareció muy llamativo y decidí elaborarlo, puesto que era fácil y rápido de hacer. El COCODRILO COMILÓN es la cabeza de un cocodrilo con la boca abierta  (similiar a los símbolos matemáticos < >) y la consigna es que su boca se coloca donde hay más cantidad, porque él se quiere comer el mayor número de cosas.

¿Cómo elaborarlo?


Palos depresores grandes: se colorean con cera o rotuladores de color verde
 Gomaeva blanca: se realizan los círculos para los ojos y las tiras para los dientes del cocodrilo





Se parten por la mitad los depresores (se puede hacer con las tijeras porque no son muy gruesos) y se recortan los ojos y los dientes.





Pistola de silicona: se pega por detrás cada tira de dientes, se unen las dos mitades de los palos, formando la boca abierta, y se pega el ojo en la punta.





Cartulina recortada en rectángulo plastificada: para hacer de base.
Dos Tapones y dos bases de botella de plástico  de acuarius, pegada con silicona, para introducir los garbanzos, según la cantidad elegida

Velcro para pegar los números que se vayan a usar.



Si se quiere complicar la actividad, en vez de poner los números y usar garbanzos, se colocan en el velcro tarjetas de sumas o restas y una vez se sepa el resultado, se busca el tapón con el número correspondiente para enroscarlo.




 


Una de las ventajas de trabajar por rincones es que se puede fabricar gran variedad de juegos, ya que no se necesitan hacer tantas unidades como número total de alumnado, sino que sólo hace falta para la cantidad de niñ@s que pueden estar como máximo en el rincón a la vez (en este rincón tengo máximo cuatro niñ@s). Así, al ir rotando durante la semana, todo el mundo puede disfrutar del juego y aprender de él, sin necesidad de tener uno para cada uno.

Se va cambiando de actividad cada semana, y así van variando los juegos, trabajando conceptos diferentes, además de mantener la ilusión de que cambia la actividad y hay "algo nuevo".

ACTIVIDADES QUE SE PUEDEN REALIZAR CON ESTE JUEGO

Se pueden realizar muchas actividades, que pueden ir desde las más sencillas, para comenzar, hasta otras más complejas, en función del nivel del alumnado y de si ya ha repetido el paso por el rincón, para ofrecerle la misma actividad con mayor complejidad:




En una tira de madera, se pega velcro y puede servir para muchas actividades (ordenar secuencia de números, hacer series de imágenes, añadir letras, etc). En este caso la he usado para colocar previamente  varios números dejando un espacio, y el niñ@ tiene que poner los cocodrilos según el concepto "mayor que" o "menor que". 

Seguramente, esta actividad realizada en una ficha y dibujando los  símbolos  <   >  , según correspondan, no saldría bien ni sería divertida sin haberlo manipulado previamente, o haberle dado al símbolo un significado gracioso (cocodrilo comilón)







Unos juegos te llevan a construir otros, y es que con materiales caseros y reciclando, se pueden realizar muchísimas actividades. En este caso, he usado la misma base de cartulina plastificada, pero con tapones de leche, en los cuales he pintado con rotulador permanente los números. Además de hacer operaciones de suma o resta, se trabaja la motricidad fina al enroscar, y si es necesario se pueden usar bolitas o cualquier objeto para acumular la cantidad y manipularla, adaptando así el nivel de dificultad a las necesidades de aprendizaje de cada peque.

Se pueden utilizar simultáneamente materiales didácticos como las perlas Montessori o las regletas para completar los juegos:


En definitiva, creo que tanto en la escuela como en casa, las matemáticas nos rodean con nuestros objetos cotidianos. Pienso que muchas veces los niñ@s tienen demasiados juguetes, incluso sin haberlos pedido y, además de ser más costosos, no siempre son los más adecuados para aprender. Hagamos de algo simple (tapones, pinzas de la ropa, piedras, rotuladores gastados, capuchones, etc, etc) un juego maravilloso.

2 comentarios:

Yolanda Bermúdez dijo...

Hola compañera, reflejas de forma fantástica tu vocación y tu inquietud por innovar y querer mejorar cada día en cada una de las entradas de tu blog. Sabes que soy una de tus más fieles seguidoras.

Sandra Luz dijo...

Excelentes recursos para trabajar estas relaciones matemáticas.